March 06, 2007

Barcelona y Freakonomics

De vuelta en Alemania.

Aún sorprendido por haber disfrutado de 20ºC y sol en pleno invierno. Más que sorprenderme me da miedo que el clima se este volviendo loco. Bueno, también me sorprende que de un par de naranjas valencianas se pueda sacar un vaso entero de jugo de naranja, el cual no necesita agua o azúcar para saber bien.

En el aeropuerto tuve casi media hora de tiempo libre. Mirando libros me encontré con Freakonomics. Sin recordar la razón por la cual lo recordaba o conocía, lo compré tras leer el resumen. Terminé de leerlo la misma noche.

El libro me gustó más que nada porque toca un tema que encuentro muy importante. La sabiduría convencional. El tomar decisiones o realizar juicios basados en datos o conocimiento que es totalmente erróneo pero que sin embargo mantienen nuestras mentes tranquilas debido a que mantenemos nuestro status quo o zona de confort.

El libro juega con temas como el negocio del crack, la educación de los hijos o y la criminalidad, poniendo a la vista hechos que son molestos para la parte moral o nuestra rígida educación basada en mitos y cuentos de pueblo. Aún así los autores logran mantenerse lejos de hacer juicios morales o pasar propagandas políticas, intentando mantener una posición pragmática.